PSOE: Miedo al debate, miedo al ciudadano

Así no se hacen las cosas. Es lo primero que pienso al leer que el PSOE ha descartado que los dos candidatos a liderar el partido, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, se enfrenten en un debate que aclare a los ciudadanos (afiliados, simpatizantes y ciudadanos varios) cuáles son las diferencias entre sus propuestas.

Consideran los socialistas que un debate podría implicar un enfrentamiento no deseado que abriría en canal al partido, dividido entre partidarios de uno y de la otra. Es decir, que temen dar luz y taquígrafos a la lucha intestina terriblemente cruel que se intuye que debe existir ahora mismo en el PSOE.

¡Cuánta razón tenía Winston Churchill, cuando dijo aquello de que los enemigos están dentro del propio partido, porque los de la bancada de enfrente son sólo adversarios!

Cierto es que las crónicas que nos llegan desde Estados Unidos, donde la batalla por liderar los proyectos de los partidos son de una belicosidad pública nunca vista en España, pueden hacer entender que el PSOE tenga miedo. ¿Sería capaz el electorado español de aceptar un ‘aquí paz y después gloria’ si Chacón se dirigiera a Rubalcaba de la forma en que los rivales de Mitt Romney se dirigen a él? Probablemente no.

Por eso, el PSOE tiene razones para tener miedo. Pero ya se sabe que el miedo paraliza e impide progresar, es un mal compañero de viaje en cualquier proyecto. Negar el debate entre Chacón y Rubalcaba es una muestra de cobardía, además de una afrenta a la transparencia y a la necesaria apertura de los partidos a la sociedad. De paso, es cuestionar la madurez de los propios candidatos, a los que se juzga incapaces de controlar la bilis en el caso de estar frente a frente.

Negar el debate, además, es perpetuar un modelo de partido jerarquizado en el que los ciudadanos cuentan poco a la hora de tomar decisiones. Es negar la comunicación y quedarse de brazos cruzados viendo el distanciamiento creciente entre ciudadanos y políticos. De poco sirve, cuando no se quiere hablar de ideas y proyectos, tener equipos que administren perfiles en Twitter y Facebook.

PD: Por fortuna, hay voces en el PSOE discordantes con la postura oficial. Es el caso del líder de los socialistas en Madrid, Tomás Gómez, un verso suelto en el partido como lo fue su rival Esperanza Aguirre en el suyo.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: