Tele 5 o la construcción de una marca opaca, rígida. Sorda. El caso Pablo Herreros.

Uno puede aceptar las estrategias del otro o no aceptarlas. Aplaudirlas o reprobarlas. Pero normalmente, a gusto o a disgusto, considerándolas brillantes o altamente ineficaces, las puede entender.

Pero la maniobra judicial de Tele 5 contra el bloguero madrileño Pablo Herreros queda al margen de mi entendimiento. Recordemos la historia: Hace un año, Pablo Herreros, periodista de profesión, dio el pistoletazo de salida al boicot contra las marcas que no dejaran de anunciarse en ‘La Noria‘. Esto pasó después de que el programa que presenta Jordi González pagara a la madre de El Cuco, uno de los implicados en la muerte de Marta del Castillo, por contar en antena sus miserias familiares. Pagar a la madre de un asesino no está bien, juzgó Herreros. Y miles de personas secundaron su posicionamiento.

Ahora Tele 5 contraataca, y los jueces le facilitan su suicida inmolación admitiendo a trámite la querella interpuesta por la cadena en julio pasado por supuestos delitos de amenazas y coacciones. Herreros, pues, deberá personarse en los juzgados para ser oído en calidad de imputado el próximo 4 de diciembre.  A Pablo la situación le desagrada y hoy habla sobre ella en un post: “Ni me resulta agradable ni es práctico ser enemigo de ninguna gran empresa, pero sigo y seguiré comprometido siempre contra quienes desde el gobierno consientan o desde los medios perpetren la bajeza de pagar a delincuentes”, dice.

Enfrentarse a un gran ente mediático es, desde luego, cualquier cosa menos práctico. Pero Pablo Herreros difícilmente puede dar marcha atrás. Fue el líder de una protesta, y hoy miles de internautas lo han convertido en modelo de la lucha de las personas contra los estamentos. Tanto, que esta mañana 40.000 personas ya habían firmado en una campaña que pretende que de nuevo las marcas no se anuncien en Tele 5 hasta que esta retire su denuncia contra el bloguero.  Ahora, antes de las 20 horas, ya son 66.000, por cierto.

¿Y en Twitter? Pues más de lo mismo. Miles de tuits de apoyo al autor de ‘Comunicación se llama el juego‘, que así se titula el blog ‘contestatario’.  Desde Enrique Dans hasta Hermann Terstch (!!) pasando por tuiteros anónimos indignados ante el ataque.

Tuit sobre Pablo Herreros. Enrique Dans.

Tuit sobre Pablo Herreros. Hermann Tertsch

Lo cierto es que la cadena de Paolo Vasile resquebraja con esta denuncia todos los puntales que sustentan el actual marketing moderno, ese que asegura que los consumidores premian a las marcas sinceras, honestas, humanas. Emocionales. Y castigan a las marcas prepotentes, opacas, sordas, irrespetuosas.  A los que nunca analizaron el efecto Streisand, como le recuerda este tuitero.

Tuit sobre Pablo Herreros. Efecto Streisand.

Y por supuesto, #todosconpablo.

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: