Redes sociales: el lugar donde habita la euforia irreal

No tenemos tantos amigos, no ligamos tanto, no somos tan sabios, no vivimos en una fiesta continua. Nuestra vida está construida por muchas más incongruencias, por muchas más pequeñas tragedias, miedos, derrotas. Somos seres humanos con nuestras pequeñas grandezas y nuestras grandes miserias. Más solos y más perdidos, más dubitativos ante la vida de lo que queremos hacer creer.

Nuestra vida es más compleja que lo que nuestro timeline en Twitter o nuestro muro de Facebook hacen pensar.

Nuestra euforia es irreal.

Amamos, pero también sufrimos. A veces nos sentimos solos, y hasta envidiamos a aquellos que aparentemente no lo están. Y buscamos refugio en las redes sociales porque somos personas y no podemos dejar de ser  sociales. Personas que hemos jugado con las redes sociales perdiendo el respeto a valores como la privacidad y la calidad de las relaciones. Personas que hemos aceptado que las redes sociales se basan en la acumulación y en el exhibicionismo. En tener más y en enseñar más.

Pero este estilo de vida, en la época del vértigo, los cambios y el consumo rápido, no puede durar una eternidad. Y quizás por ello la red social que mejor representa su filosofía y sus valores, Facebook, esté perdiendo usuarios activos. Porque desnudarse ante el mundo ya ha dejado de ser revolucionario, ya no deslumbra, y porque el ser humano vive envuelto en demasiada soledad como para aceptar ser el cómplice voyeur de la aparente felicidad que los demás quieren exhibir.

Y quizás, por eso, el actual modelo de las redes sociales está caduco. Porque hemos olvidado que el ser humano es más que lo que cuenta de sí mismo. Y porque hemos olvidado nuestra propia complejidad.

Anuncios
Deja un comentario

10 comentarios

  1. Joana Del

     /  28/01/2013

    Hoy es el día de la protección de datos y el día del maestro. Dejemos que sea un buen dia👍

    Responder
    • Cristina Vives

       /  28/01/2013

      Protección de datos y maestros (enseñanza). Curiosa y cercana relación… Gracias Joana y espero que, efectivamente, haya sido un buen día.

      Responder
  2. “Hemos olvidado que el ser humano es más que lo que cuenta de sí mismo”. Tomo está frase tuya porque la comparto, Cristina. La intimidad también tiene que ser un valor igual que la amistad.

    Responder
  3. Hola Cristina,

    Completamente de acuerdo con todo lo que dices, creo que es el post que he leído que mejor explica lo que está pasando.

    Me ha encantado.

    Saludos,

    Responder
  4. Laura

     /  23/01/2013

    Hola Cristina,

    Totalmente de acuerdo con lo que dices, de aquí el dicho de “Eres más falso que los amigos de Facebook”.
    De los amigos con los que siempre te has relacionado ya sabes de ellos por otros medios más privados. ¿Por qué amigos que has dejado de ver hace una eternidad ahora te buscan?
    Como todo en la vida, la novedad dura lo que dura.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  23/01/2013

      Hola Laura. Sí, creo que las redes sociales de Internet han potenciado una banalización de la amistad que no es sostenible en el tiempo. Al final, los amigos son los amigos.

      Responder
  1. Redes sociales: el lugar donde habita la euforia irreal | Bitácora de Claudio Segovia
  2. Redes sociales: el lugar donde habita la euforia irreal | Bitácora de Claudio Segovia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: