Los marketeros no tenemos ni idea de Marketing

Pues sí. La verdad es que los marketeros suspendemos en Marketing. Quizás sabemos mucho de estudios de mercado y de DAFOS, somos muy creativos y unos fuera de serie calculando el ROI. Incluso hasta a veces se nos da bien crear una buena imagen de marca para la compañía que nos contrata….

 

buen o mal marketing

Sabemos tapar crisis de reputación de grandes empresas que han cometido grandes errores y de políticos que padecen incontinencia verbal. Sabemos desviar la atención hacia otro lado y dominamos como nadie las redes sociales para acallar críticas online.  Unos cracks.

Pero entonces… ¿cómo es que no hemos sabido crear una imagen de prestigio para nuestra profesión?, ¿por qué siempre que alguien utiliza la expresión “esto es Marketing” lo hace para desacreditar el producto del que habla?

Porque los marketeros suspendemos en Marketing.

Hemos tenido varios ejemplos de ello en los últimos días.

En España, los Presupuestos Generales del Estado presentados por el PSOE y Unidos Podemos fueron vistos como “operaciones de Marketing” por la oposición, que consideró además que se basaban en “promesas vagas”.

En la misma línea, el futbolista del Madrid Sergio Ramos pedía que su compañero Luka Modric fuera elegido como el mejor jugador del mundo. “Quizás hay jugadores con más Marketing, con más nombre, pero Modric merece el galardón”, sostenía.

Los ejemplos nos obligan a hacernos algunas preguntas: ¿Es sinónimo el Marketing de “promesas vagas”?, ¿el Marketing es solo crear un nombre sin tener en cuenta lo que hay detrás?

Debo reconocer que me molesta un poco esta visión peyorativa de nuestra profesión, pero creo que si esta existe es porque algo hemos hecho mal. Porque quizás no nos hemos sabido comunicar, y eso es grave teniendo en cuenta que nos dedicamos, precisamente, a eso.

Porque el Marketing que arropa a un mal producto o a un producto vacío no sirve. Publicitar un producto que no puede competir en el mercado equivale a firmar su sentencia de muerte. Mucha gente lo conocerá, quizás muchos lo compren, pero pocos lo recomendarán y menos aun repetirán la compra.

Trasladar este mensaje, creo, es la asignatura pendiente de los marketeros: El Marketing no es la cosmética que se le aplica a un producto para ocultar sus defectos y resaltar sus virtudes; el Marketing es, o debe ser, la herramienta para saber qué necesitan los clientes y ofrecérselo. Tratándolos siempre de tú a tú, reconociendo su inteligencia y su capacidad para elegir.

hagamos buen marketing

De lo contrario, puede ocurrir lo que denunciaba el publicista estadounidense Jerry Della Femina, inspirador de la serie Mad Men y autor de una frase para la reflexión: “Hay un montón de publicidad que es mucho mejor que el producto. Cuando eso ocurre, todo lo que hará la buena publicidad es sacarte antes del negocio”.

Hagamos buen Marketing, y exijamos a nuestras compañías que hagan también buenos productos. Es la única manera de evitar que tantas personas sigan considerando el Marketing como una pura estrategia de amplificación de mensajes interesados.

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. This is a test…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: