¿Quo vadis, periodismo?

Una bocanada de aire fresco (y de optimismo) en el día del Patrón.

Amenazado por los nuevos tiempos, asfixiado por el ansia de control de los poderosos, lastrado por la crisis de todos, dubitativo ante cada encrucijada, el periodismo se psicoanaliza una y otra vez. ¿Quo vadis, periodismo?, le preguntan cuando se tumba en el diván. Y el periodismo empieza a hablar de sí mismo, de su infancia, de sus orígenes, de su razón de ser. Mientras, el psiquiatra le deja hablar, esperando que él solo, contando su relato, halle la respuesta a todas sus preguntas.

Habla el periodismo herido de las redes sociales, de la inmediatez, de exclusivas que se destapan a cada segundo en algún lugar del mundo sin que un periodista intervenga. Se lamenta el periodismo, se siente postergado, hundido, relegado. Pero de repente alza la voz en el diván. Sí, el periodismo tiene su lugar en el mundo. Su razón de ser. El periodismo se despoja de funciones que hasta ahora ha llevado (mal)colgadas en la espalda y se queda desnudo ante el mundo, solo con su realidad.

¿Quo vadis ahora periodismo?, pregunta incrédulo el psiquiatra. Y el periodismo se levanta raudo. Ya no sirve para cubrir ruedas de prensa sin preguntas de los políticos (que lancen sus mensajes en Twitter), ya no sirve para copiar y pegar publirreportajes de empresas anunciantes (para eso esas mismas empresas tienen sus fans en Facebook). Sin saberlo, el periodismo ha recuperado aquello para lo que debió nacer: la pasión por la investigación, por el hallazgo de aquello que nadie quiere contar en su Twitter.

¿Quo vadis, periodismo? A investigar, dice el periodista.

Investigará, y en sus investigaciones quizás recurra a algún twittero amigo o  a algún lector de prensa que opina habitualmente de un tema en un medio de comunicación. Y publicará el resultado de sus investigaciones, y lo twitteará y lo subirá a su Facebook. Y la comunidad de su diario lo volverá a comentar, lo hará suyo y lo ‘meneará’. Y recibirá críticas y halagos. Y sin darse cuenta comprobará que la antigua amenaza (las redes sociales y el entorno 2.0) se han convertido en un aliado. Y estará vivo. Porque el periodismo está herido, sí. Pero no morirá mientras haya un ciudadano que quiera saber lo que nadie cuenta.

¿En eso consistía ser periodista, no?

Anuncios
Deja un comentario

10 comentarios

  1. Lizi Quintar

     /  26/01/2012

    Fantástico análisis. Me sumo a Elvis:

    Responder
  2. Excelente..! Cualquier palabra que pueda decir está de más..!
    Mis congratulaciones por decirlo con sobrada gracia y con las apalabras contadas..!

    Responder
  3. Estoy totalmente contigo Cristina. Como plumilla convencida, coincido con tu artículo en que el periodismo tiene que reinventarse. En el nuevo contexto en el que nos movemos de poco sirve ya el corta/pega y el vivir de teletipos. Al periodismo se le ha acabado el chollo y debe volver a su esencia, a currarse los temas, a invertir tiempo, esfuerzo y personal en ellas (esperemos que los empresarios también se den cuenta de esto). En definitiva a buscar la calidad y el valor añadido a la información pura y dura. Frente a la inmediatez y la fugacidad de las redes debe estar la profundidad y la investigación del periodista. O quizá más que “frente” sería mejor “junto a”. Esto no es el Lejano Oeste y en este pueblo sí hay espacio suficiente para todos. Al fin y al cabo esa es la nueva filosofía que han traído consigo las redes sociales: compartir lo que cada uno, en función de sus cualidades, cree que puede aportar.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  25/01/2012

      Me ha encantado el resumen que has hecho en un momentito del periodismo 2.0. O sea, periodismo + 2.0!!!

      Responder
  4. Cristina:
    Estoy totalmente de acuerdo en que las nuevas tecnologías permiten al periodista hacer su trabajo y difundirlo, y que el nuevo panorama nos exime de la transmisión de contenidos elaborados por otros a través de sus cuentas en reds sociales, sus gabinetes de comunicación o sus ruedas de prensa sin preguntas.
    Pero creo que el periodismo es algo más que investigar y contar lo que nadie cuenta. es también contar deun modo eficaz lo que muchos cuentan a su modo; o analizar lo que todos cuentan; o criticar lo que otros hacen y cuentan; o entrener contando acerca de lo que los de siempre cuentan; o editar de forma atractiva y eficaz lo que otros editan de cualquier manera. es también lograr que elmensaje de otros llegue al gran público o a públicos específicos. es conectar el interés público con el interés de la calle, o aprender a diferenciarlo… es ESCRIBIR, y formar informando, o informar formando, o informar entreteniendo, o entretener formando e informando.
    ya saemos que los premios Pullitzer se los llevan siempre un determinado scetor de esta profesión amplia, variada, y maravillosa.
    Y quizás, algún día, recordemos todos que el periodismo en españa no nace dela pluma del literato, ni de la oposición callejera al poder, sino de la intención política de Juan José de Austria que contrató a Fabro para editar la Gaceta de Madrid.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  24/01/2012

      Hola Javier. Claro que hay muchos tipos de periodismo. El periodismo es tan poliédrico que puede ser todo eso que tú dices a la vez. Incluso puede ser periodismo de investigación, y contarlo de mozo eficaz, y entretener y estar editado de forma atractiva, y conectar con el público, y analizar lo que todos cuentan… Pero en un momento en que el periodismo tiene tantos frentes abiertos, lo que más puede ayudarle a diferenciarse y a encontrar su hueco dentro del magma informativo de en Internet es la investigación, bucear en las alcantarillas de lo que nadie se atreve a contar. ¿No crees?

      Gracias por tu reflexión, enriquecedora como siempre.

      Responder
    • Excelente columna Cristina, estoy completamente de acuerdo.

      Responder
      • Cristina Vives

         /  26/01/2012

        Muchísimas gracias por esta buena acogida de mi post. Estoy comprobando que una de las grandes virtudes del periodismo online es que puedes saber casi de inmediato si lo que escribes interesa a la gente (eso en papel era muy difícil de saber). De nuevo, muchas gracias por invertir vuestro tiempo en leerme y comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: