Tres (vergonzosas) portadas para entender el descrédito del periodismo

Los periodistas, junto a los jueces, son los profesionales peor valorados por los españoles, según una encuesta del CIS algo chapucera, para ser sinceros. Y digo que es chapucera porque los encuestados sólo podían elegir entre 16 profesiones  y no podían votar ni por banqueros ni por políticos (es cierto que la política no debería considerada una profesión, pero tampoco la de sindicalista, que sí está en la lista de 16).

Sea como fuere, que las ramas no nos impidan ver el bosque: El periodismo agoniza en medio de la desconfianza de quien debería concederle crédito: los lectores. Un desprestigio que sólo puede ser una causa lógica de la mala praxis no tanto de los profesionales como de las empresas editoras. Y es que los medios de comunicación (me centro aquí en la prensa escrita porque es el ámbito que más domino) potencian día sí día también esta desconfianza del ciudadano hacia ellos. Veamos tres portadas recientes que nos servirán de ejemplo de esta afirmación.

Portada de El Periódico de Catalunya del 6 de marzo, día después de la muerte del presidente venezolano, Hugo Chávez. Titular elegido: “El caudillo se calla”. Titular irrespetuoso, ofensivo, insensible. Por varios motivos:

Portada El Periódico muerte Chavez

  • Hugo Chávez es el presidente, elegido por las urnas, de un país.
  • La muerte de Hugo Chávez deja a Venezuela, y a una población de 29 millones de personas, presa de la incertidumbre.
  • Pero, por encima de todo: Hugo Chávez ha muerto víctima de un cáncer, una cruel enfermedad que mata a miles de personas cada año y deja a miles de familias diezmadas para siempre. Sólo por respeto a los enfermos de cáncer y sus familias, la bromita de El Periódico me parece de muy mal gusto.

Pero el diario del grupo Zeta no es el único que ha actuado mal a cuenta de Chávez.  Hace un mes y medio, El País quiso sentar cátedra ofreciendo una exclusiva mundial pero olvidó aquello tan simple que todavía se debe enseñar en las facultades de que las noticias hay que contrastarlas. Su portada del pasado 24 de enero (un presunto Chávez que resultó no ser Chávez agonizando) es un monumento al mal periodismo y al mal gusto.

Publicar una foto en portada de un hombre intubado asegurando que es Chávez cuando en realidad se trataba de un hombre que simplemente se le parecía es un error demasiado grave para el que presume de ser el diario más leído de España.  Por mucho que pensemos que el diario gestionó bien la crisis y que  el reconocimiento del error  ayudó, en algún sentido y para según quién, a limpiar la maltrecha credibilidad del diario de Prisa.

El País foto falsa Chávez portada

El País foto falsa Chávez portada

Pero hay más:  Martes 19 de febrero. La industria del cine español acaba de entregar sus premios Goya y la gala, como es habitual, ha transcurrido en medio de fuertes críticas a la labor del Gobierno.  “Me gustaría dedicar este Goya a toda esa gente en este país que ha perdido sus casas, sus ilusiones, sus esperanzas, su futuro, e incluso sus vidas, por culpa de un sistema quebrado, injusto, obsoleto que permite robar a los pobres para dárselo a los ricos”, dijo la actriz Maribel Verdú al recoger su Goya.

A La Razón las palabras de la actriz le provocaron un sarpudillo que trató de calmar con esta portada:

la razón maribel verdu

¿Hay que vivir bajo un Puente para ser crítico con el sistema que en España está destruyendo a la clase media? Los de Francisco Marhuenda creen que sí.

Y mientras, portada a portada, inoculado por el sensacionalismo, el poco rigor y el partidismo, el periodismo languidece, huérfano de lo único sin lo cual no podrá sobrevivir: la credibilidad.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

91 comentarios

  1. nicolás

     /  19/03/2013

    No comparto en absoluto tu opinión. Creo que para nada se desacredita el periodismo con esas portadas. Se puede no estar de acuerdo con la ejecución que hacen esos periódicos a la hora de contar unas informaciones, pero para nada se desacredita la prensa. A los lectores de La Razón les encanta este periodismo. Quien lo compra o accede a su contenido en la web ya sabe dónde se mete. Puede ser verdad que esa actriz, igual que otros/as tienen esa doble moral. Allá ellos y me parece muy bien que un periódico tan de derechas como La Razón lo critique.
    Respecto a la portada de El País, lo hicieron muy mal porque les metieron un gol. Pero reaccionaron a tiempo, la edición no llegó a la gran mayoría de quioscos. Es un golazo por la escuadra. ¿Les desacredita? No creo, ahí está su historia y su presente. Es un gran fallo, que por cierto nos puede ocurrir a muchos (con más o menos importancia).
    Y respecto a la de El Periódico, para nada desacredita tampoco al medio. Hugo Chávez murió de cáncer y no se es irrespetuoso. Él si que lo fue en muchas ocasiones y eso no debe obviarlo un medio de comunicación ni cuando esa persona haya desaparecido. Por haber sido elegido por el pueblo no le da manga ancha para todo. Y este señor silenció a mucha prensa y a mucha gente. Otros muchos fueron elegidos en las urnas y también la montaron y por eso no hay que llevarlos entre algodones.
    El descrédito en los medios creo que llega más por otras actuaciones más cotidianas y menos rimbombantes.
    Saludos

    Responder
    • Cristina Vives

       /  19/03/2013

      Hola Nicolás, cierto es que el descrédito en los medios llega por actuaciones cotidianas. Podríamos repasar cualquier diario cualquier día y encontraríamos ejemplos de mala praxis a montones.

      Pero creo que estas tres portadas sí ejemplifican muchas de las pequeñas o grandes miserias que envuelven los medios de comunicación. Y precisamente porque son portadas son errores muchos más visibles. Respecto a Chávez, el día de su muerte era el momento adecuado para hacer una crítica seria y rigurosa de su mandato (supongo que El Periódico tenía mucho que criticar, por todo lo que apuntas), no un chiste. Respecto a El País, fue un error enorme precisamente por la trayectoria y la credibilidad que se le supone al periódico. No contrastaron, y metieron la pata. Es un error que pasará a la historia pese a que yo también pienso que la gestión de la crisis fue acertada. Y respecto a La Razón, no me sirve el argumento de que dan a su público lo que este quiere oír. Si mañana ‘Marca’ se inventa que Neymar fichará por el Madrid también estará dando a su público lo que quiere oír. Pero la realidad ya se sabe que estropea las noticias.

      Un saludo y muchas gracias por aportar otra visión a este post.

      Responder
      • nicolás

         /  19/03/2013

        La Razón no inventa nada. No me sirve el ejemplo que pones de Marca. La Razón dice una gran verdad y es que esa actriz tuvo un pasado y ahora dice otras cosas que chocan y mucho. Que es demagógico. Si, como muchas cosas que se dicen en los medios ( y no solo los periodistas) pero es verdad. Es la realidad.
        Suerte

      • Cristina Vives

         /  19/03/2013

        Muchas veces mantengo que los medios de comunicación y los políticos casi nunca mienten. Ya te debes imaginar que la gente se lleva las manos a la cabeza cuando digo eso… Pero la realidad es que creo que no suelen mentir, ni siquiera cuando alguien dice una cosa y el otro la contraria, ninguno de los dos mienten. Ambos manipulan y tergiversan. Y en este caso, creo, es lo que hace “La Razón”.

        Un saludo y, repito, gracias por tu visión.

    • Hola Nicolás,
      Me permitirás que entre a comentar algo de lo que te he leído. En concreto, tu último párrafo. Cuando hablas de que el descredito a la prensa viene por situaciones más cotidianas, opino que desgraciadamente, los ejemplos que Cristina ha seleccionado son el pan nuestro de cada día en la prensa escrita de este país. Deben haber llegado (hace tiempo) a la conclusión de que el amarillismo es lo que vende. Y en eso están, unos en mayor grado que otros.
      Y en cuanto a que a los lectores de determinados medios les encanta leer las noticias de determinada manera…pues tienes toda la razón. En mi opinión, semejante práctica es carecer de todo sentido crítico, y alejarse de la objetividad deliberadamente. Claro que entonces habría que preguntarse…¿la objetividad existe? Probablemente no.
      Saludos.

      Responder
      • nicolás

         /  21/03/2013

        Hombre frisco, creo que amarillismo es otro tipo de hacer periodismo. El día a día es muy duro y te puede llevar a errores gordos, como el de El País y Chávez. Pero la portada de La Razón es llevar al extremo de una portada algo que es real. Otra cosa es que eso te guste como periodista o te guste como lector. Tú decides. Pero es correcto. Igual que lo del El Periódico. Nadie inventa nada. Se juega con la información veraz, poniéndola al servicio del negocio que es un periódico. Pero nadie miente. Simplemente o te gusta o no y actúas en consecuencia: o lo compras o no.

      • Expresiones como “llevar al extremo” o “jugar con la información” a mí me suenan de una forma u otra a manipulación.

  2. guadalupe palos

     /  19/03/2013

    pero cuanto debate por una realidad que absurdamente pensaba solo sufria México.
    el periodismo agoniza y cada dia esta mas vendido al mejor postor. no importa si informo, importa si vendo, y si es necesario pondré un descuartizado en la portada para poder subir mi audiencia y claro, mis ventas… repito, absurdamente pense que solo México sufría de este mal y veo que en Europa no estan tan distintos…
    una disculpa por mi escritura… el celular no ayuda mucho…

    Responder
    • Cristina Vives

       /  19/03/2013

      Hola Guadalupe.

      Efectivamente, la agonía del periodismo no es exclusiva de España ni de México, creo que por aquí de vez en cuando se pasan algunos hispanohablantes que pueden dar fe de esta afirmación.

      Lo que sucede en México con los periodistas, sin embargo, es bastante más grave: No conozco en profundidad la situación del periodismo en México, tan sólo las brutales noticias que de vez en cuando llegan a España sobre amenazas y asesinatos de periodistas. La idea de que un periodista debe ser, ante todo, una persona valiente es más cierta que nunca en un país como México, uno de los lugares más peligrosos para un periodista. Desde aquí, pues, mi más humilde apoyo a todos aquellos que quieren ser y sentirse periodistas pese a saber que se juegan la vida.

      Responder
  3. Por cierto, Cristina… Tienes un par de mails mios, uno sobre éste blog, y otro de una noticia de hoy que me han pasado, te he puesto el link de wikileaks para que valores tú. Saludos. 😉

    Responder
    • Cristina Vives

       /  19/03/2013

      Hola Nuwanda,

      Muchas gracias por la referencia en tu blog, a la que ya contesté. Seguimos en contacto hablando de periodismo…

      Un saludo

      Responder
  4. Buenas Cristina,
    Descubrí tu blog hace unos días a través de Twitter, de forma rocambolesca imagino. El título de tu blog me atrajo y este post lo encontré muy interesante.
    Acertadísimos los ejemplos que has elegido. Seguro que hay cientos de ellos que podrían haberse seleccionado, dado el nivel actual del periodismo que tenemos en nuestro país.
    Yo, al igual que tú, tengo una opinión muy pesimista sobre lo que es el presente de esta tan necesaria profesión. Me gusta estar informado: leo, veo y escucho bastante, y la verdad es que resulta muy complicado dar con medios creíbles para según que tipo de noticias.
    Sea por la proliferación tan brutal de medios y programas, sea por la inmediatez que internet ha traído a la escena periodística, sea por cualquier otro motivo, lo cierto es que entre semejante vorágine de información, parece que la única forma de destacar es hacer ruido. Cualquier tipo de ruido.
    Hace poco estrené un blog del que apenas he escrito un par de posts. En el segundo de ellos puedes ver un ejemplo de manipulación periodística atroz. Aunque se trata de algo relacionado con el deporte, da pavor pensar que otras fechorías no se cometerán en temas más serios.

    Saludos, y enhorabuena.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  14/03/2013

      Hola Friscojgf.

      No tenía constancia del ejemplo de manipulación periodística que explicas en tu blog. Y esto puede no pasar de ser una anécdota porque es periodismo deportivo, pero efectivamente, pensar que esto también puede suceder cuando los medios hablan de política, economía o cuestiones sociales da miedo. Más que miedo, pavor.

      Gracias por el comentario y adelante con tu blog.

      Por cierto, me encanta eso de “breaking (mi own) rules”.

      Responder
  5. Las tres portadas en que te has basado para redactar el artículo me parecen acertadísimas. Más allá de ideologías, odios y simpatías, son claros ejemplos de mal periodismo o, mejor dicho, de no-periodismo. Las de ‘El Periódico’ y ‘La Razón’ no tienen intención informativa alguna, sino todo lo contrario: muestran a las claras un posicionamiento ideológico. Yo ni siquiera las calificaría de ‘sensacionalistas’, porque no ‘venden’ ninguna exclusiva. Están dirigidas a una audiencia muy concreta, que, viendo esos titulares, ve satisfechas sus expectativas ideológicas respecto a la ‘información’ que encontrará en el interior. En cuanto a la portada de ‘El País’, es un error descomunal, impropio de una empresa presuntamente seria y que debiera haber provocado consecuencias internas… a no ser que hubieran publicado la foto aun a sabiendas de que era falsa, con la (inocente) esperanza de que nadie se diera cuenta (¿?).

    Enhorabuena por el post. De todas formas, lo que más me ha sorprendido (bueno, no tanto) es la piel tan fina que tiene la gente y su poca capacidad de abstracción. Ven a Chávez y una crítica a la portada que anuncia su muerte y, hala, a la yugular. Lo mismo con la Verdú, “pero, ¿cómo te atreves a defender a la vendehipotecas?”. En fin, que tienes un nuevo seguidor. Saludos.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  12/03/2013

      Muchas gracias, Benjamín.

      Como a ti, a mí también me ha sorprendido que un post que pretendía ser un análisis aséptico de cómo está el periodismo haya generado tanta pasión en tantos lectores. Pero la verdad es que he disfrutado con el debate y he disfrutado contestando cada comentario, estuviera o no estuviera de acuerdo con sus conclusiones o con su lectura de mi post. Bienvenido a mi blog y espero, si lo merecen los contenidos, más comentarios de aquí en adelante.

      Un saludo

      Responder
  6. Nataniel Costard

     /  09/03/2013

    Madre mia, qué horror algunos de los comentarios aquí. Es increíble la desinformación que hay con respecto a Chávez en España, pero no es de extrañar, teniendo en cuenta que el periódico (abro mil comillas) PROGRE (cierro mil comillas) es propiedad de una multinacional a la que Chávez puso en jaque en Venezuela, defendiendo, a mi parecer, una soberanía nacional económica sobre la que las empresas españolas se mearon durante décadas, hasta la llegada, precisamente, del chavismo.

    Con respecto a tu artículo, esa portada del periódico, que no había visto, debería irritar a cualquier persona con dos dedos de frente, creyera lo que creyera. El día que muera Jorge Rafael Videla, un auténtico dictador – que curiosamente recibió el apoyo de todos los multimedios y gobiernos hispanoamericanos de entonces- ni siquiera yo querría que se hicieran “bromitas” en ningún lado. Es una cuestión de poder mantener la frente en alto en todo momento y bajo cualquier situación. Te felicito por esta entrada en tu blog, que me parece está armando bastante revuelo, como lo merece. Muchos saludos.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  10/03/2013

      Muchas gracias, Nataniel,

      Pues sí, esta entrada está armando un revuelo que nunca hubiera imaginado. Me gusta analizar los medios de comunicación desde una perspectiva que intento que sea crítica y he escrito posts similares anteriormente sin que generaran esta gran polémica. La verdad es que me he sentido algo desbordada por la cantidad de visitas, pero me encanta haber tenido el “poder” (aunque sea sólo durante dos días y el lunes vuelva todo a la normalidad) de despertar las ganas de debatir de la gente. Hay formas de debatir que me gustan más que otras, obviamente, pero me gusta que este blog sea un espacio para el intercambio de ideas.

      Un saludo

      Responder
  7. Creo que hay un error en la propia concepción que se tiene sobre el periodismo que alimenta dicho descrédito. Se relaciona el periodismo con los medios por los que se difunde, cuando realmente el periodismo lo hacen los periodistas, no los medios. Los medios son empresas que buscan generar unos beneficios, y siguen las lineas editoriales que les marcan sus intereses, bien sea los de sus patrocinadores, o los de su audiencia. Con ésto último también quiero remarcar que las personas, muchas veces buscan la información que quieren oír o las opiniones que les son afines, sin importarles mucho la veracidad de las mismas… Un buen periodista es el que sabe distinguir cuando está informando de un hecho, y cuando expresa su punto de vista en una columna de opinión, independientemente del medio en el que lo haga, y de sus seguidores. El modelo informativo lleva años buscando maneras de adaptarse tanto a la función interesada de los que lo manejan, como a las inquietudes sociales que buscan información fidedigna, bien con la prensa gratuita, blogs personales como éste, via periodistas que buscan revitalizar la carrera y la profesión que eligieron como vocación, bien sea con las ediciones digitales de los periódicos. Lo que está claro es que el periodismo, o mejor dicho, la difusión periodística debe transformarse, puesto que no existe hoy en dia una manera imparcial de transmitir las noticias ni en medios públicos ni privados. Quizá el futuro sean páginas periodísticas, gestionadas por periodistas, que difundan de manera gratuita y que se rentabilicen mediante publicidad, pero de todos modos es algo que está por ver. Tras mi pequeño tostón de humilde lector, agregar que el artículo me ha parecido impoluto, pese a que algunos lectores no hayan encontrado lo que querían leer.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  09/03/2013

      Hola Nuwanda. Nada de tostón, lo que más aprecio de tener un blog (en contraste, sobre todo, con mis tiempos de periodista de prensa escrita) es conocer las reacciones y sobre todo las reflexiones que mis escritos pueden generar en cada uno de los lectores. Así que, me encanta tu “no tostón”.

      Respecto a la diferencia que apuntas entre periodistas y empresas de medios, estoy de acuerdo contigo. Sé que la inmensa mayoría de periodistas querrían tener una plataforma desde la que contar las cosas, simplemente, tal como las ven. Sin pretender ser objetivos, que eso no existe, pero sí sin vocación de tergiversar lo que ven en función de unos intereses que poco tienen que ver con la información.

      Ojalá el futuro pase por esas pequeñas páginas de periodistas que dices, pero creo que el problema seguirá siendo el mismo. En cuanto una página funcione, llegará el gobierno de turno ofreciendo miles de euros por un banner a cambio de ¿?¿?. Y la página se habrá convertido en una empresa que irá creciendo, dará empleo, querrá beneficios… Y vuelta a empezar.

      O tal vez yo sea una pesimista escéptica, que también es posible, y el periodismo pueda regenerarse. En cualquier caso, gracias por pasar por este blog.

      Responder
      • Por éso mismo he puesto el “quizá” por delante, porque desconozco las respuestas. Soy una persona sin apenas estudios, y lo poco que he aprendido es de manera autodidacta, así que como todo, mi opinión es cuanto menos “humilde”. Supongo que todo depende de las aspiraciones y la honestidad de cada uno a la hora de buscar un sistema de financiación que no se pueda pervertir, por ejemplo cobrar por visitas, por “clicks” en lugar de por espacio publicitario… No lo sé. Te voy a contar una anécdota: Mi padre tenía la costumbre (que me inculcó y sigo.) de comenzar a leer los periódicos por el final, e ir leyendo hasta llegar a la portada que no leía. Lo hacía porque en la portada “le imponían lo que debía ser importante”, y éso prefería escogerlo él. Lógicamente, cuando ya te has leído todas las noticias y ejercido tu criterio de “importancia”, ya no tiene sentido mirar la portada, ¿no? Además, normalmente la cultura se relega al último tercio de las páginas, por lo que es más interesante comenzar por ahí. Probablemente no seas escéptica, tal vez sea yo un iluso, pero ya dicen que muchas veces, el secreto del éxito tiene como base la ignorancia de la imposibilidad de alcanzar un objetivo. xD Y de nada, un placer descubrir tu blog. 🙂

      • Cristina Vives

         /  10/03/2013

        Hola de nuevo, Nuwanda. Viendo tu forma de escribir y tu capacidad crítica creo que lo de menos es si tienes o no tienes estudios. Creo que tus dos comentarios denotan un sólido poso cultural por el que te felicito. Puedes estar muy orgulloso de ser autodidacta, porque creo que de esta forma has aprendido mucho más que otras personas con carreras y másters.

        Gracias por compartir la anécdota de tu padre. Es una buena práctica: lees las noticias y después tú decides qué es lo más importante del día. Me encanta esta frase: “Lógicamente, cuando ya te has leído todas las noticias y ejercido tu criterio de “importancia”, ya no tiene sentido mirar la portada, ¿no?” Hay tanta gente a la que le gusta que se lo den todo bien masticado para no tener que pensar… Pero ni tu padre ni tú sois de estos, ¿verdad?

        De nuevo, bienvenido a mi blog (creo que lo has descubierto gracias a este post) y espero poder leer en un futuro más reflexiones tuyas.

  8. laura

     /  09/03/2013

    Enhorabuena, tienes la capacidad de decir de forma clara y concisa lo que todos pensamos

    Responder
  9. Cris

     /  09/03/2013

    Me encanta lo que dices y tus ideales. Como en cualquier sector, hoy en día, no tenemos derecho a vivir, ni a opinar. La libertad de prensa no existe, existe la libertad editorial que dice lo que teneís que decir. Si tu opinión no gusta ahora, dentro de muy poco menos. El sitema no quiere librepensadore…quiere acólitos; manipulación ante que informació. Sólo necesitas leer otros comentarios,,,me encanta tu pasión y ojalá lo aprecien pero, vivimos una época donde sólo cuenta la mediocridad.Cuídate mucho, y no te fíes de nadie…vivimos tiempos muy interesantes pero jodidos pàra cualquiera que no sea corrupto. Gracias por el artículo.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  09/03/2013

      Hola Cris. Comentarios como el tuyo me ayudan a seguir adelante y me motivan a hacer las cosas mejor, en este blog y en el resto de mi vida profesional. Un saludo

      Responder
  10. Charlee

     /  08/03/2013

    Buenas noches querida Cristina, el poco interés que despertó en mi el articulo queda contrarrestado por el interés que acabo de encontrar en leer ciertos comentarios, que me recuerdan, cual bofetada en la cara, el porque odio tanto a este, mi pais.

    No me malinterpretes con respecto a tu articulo, quedan bastante claras tus conclusiones finales, por lo visto este tipo de artículos es muy propenso a ser entendidos de cierta manera.

    Buenas noches.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  09/03/2013

      Hola Charlee.

      Estoy de acuerdo contigo, hay un tipo de artículos, como éste, que pretenden ser asépticos (quizás sin lograrlo) pero despiertan pasiones a favor y en contra porque tocan -insisto, sin pretenderlo- algo sagrado: la ideología.

      Yo quería hablar de periodismo, pero hemos acabado generando un debate sobre política, cosa que, en cualquier caso, tampoco es negativo.

      Un saludo y siento que el tema de mi post no despertara en ti demasiado interés.

      Responder
  11. HipatiaGalaica

     /  08/03/2013

    Llego a este blog vía ‘menéame’ y con el permiso de la concurrencia, quisiera manifestar mi opinión:

    1º. La intención de Cristina no es alabar el chavismo, ni elogiar las actitudes de la Srta. Verdú. Es, simplemente, dejar en evidencia el nivel del periodismo. Habiendo como hay, miles de blogs y ediciones digitales en los que se está hablando de lo bueno y lo malo del chavismo, venir a éste a hacer crítica antichavista (o prochavista, me da igual), se parece más a la labor de un troll… Aunque, después de las veces que lo ha aclarado la autora del blog, no creo que por que lo diga yo, vaya a surtir efecto.

    2º.- De lectora habitual de prensa diaria (3-4 periódicos) he pasado a “simple ojeada” de un periódico local. Digo esto porque notaba, cada vez que pasaba una página, una bofetada de sectarismo XXL en toda la cara. Y también podría decir lo mismo de la radio: de tener cinco emisoras presintonizadas, con sus debates e informativos, a escuchar sólo las de música. Y de la ‘tele’ no hablo, que me pongo mala…

    3º.- ¿Estamos escasos de buenos profesionales del periodismo? No. El problema está en eso que se llama “cuenta de resultados”.

    4º.- Suscribo lo aportado por “Lectus”.

    5º.- Y este blog pasa ocupar plaza, provisional, en mi carpeta de favoritos. No me falles.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      ¡Caramba! No podía encontrar mejor abogada. Gracias por entenderme y espero fidelizarte a partir de ahora.

      Si me sigues, verás que el debate aquí normalmente es más sosegado: Menos multitudinario y menos politizado. Siempre apasionado, pero menos susceptible. Como bien sabes, no pretendía con este post ni defender ni atacar la figura política de Chávez, pero parece que he tocado un tema muy delicado que ha generado un debate de una intensidad que ciertamente me ha dejado sorprendidísima. Yo que quería hablar de periodismo y no de política, al final he abierto una caja de Pandora 100% política… Y es que quizás no es posible separar el periodismo de la política y quien trata de hacerlo corre el riesgo de desfallecer en el intento.

      Responder
  12. Bona feina. El cas d’en Chavez, és flagrant. Reuters i Associated Press porten 15! anys intentant desacreditar al líder bolivarià. Qualsevol president de govern que desafiï l’FMI ha de ser considerat valent. El Periódico, tot i aparentar ser d’esquerres, s’empassa sense discutir la manipulació informativa internacional.
    Les televisions i premsa escrita no informen, transmeten la informació que les elits (FMI, BM. BIS, UE… a través de Reuters i AP) volen publicar, no per informar, sinó per manipular la opinió pública.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Asterix. Gràcies pel teu elogi. No sóc simpatitzant de les polítiques chavistes, tot i que moltes de les persones que estan mostrant la seva disconformitat amb el contingut d’aquest post creguin que sí. La meva tesi en l’exemple de la portada de El Periódico era que la premsa seriosa no es pot dedicar a fer portades graciosetes quan mor el president d’un país. Les coses s’han d’analitzar amb rigor, visió crítica i arguments, no amb acudits.

      Però tens raó que sobre la manipulació informativa internacional n’hi hauria per escriure un llibre, o dos, una wikipedia sencera.

      Salutacions

      Responder
  13. Marc

     /  08/03/2013

    Nunca llueve a gusto de todos, para unos Chavez era un hijo de puta y para otros un heroe…yo me quedó con que quedó demostrado que Venezuela escondía a etarras, que son terroristas y asesinos.

    Y a lo de Verdú, es muy fácil criticar y decir pobrecitos desde la seguridad de una casa y un dineral en el banco…

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Marc. Insisto en que no trataba con este artículo de defender la política chavista. Sin ir más lejos, leo que Venezuela ha decretado la ley seca hasta el martes y por lo visto eso se hace de vez en cuando. Es una anécdota, pero para mí cosas como ésta atentan contra la libertad individual. Ergo no defiendo a Chávez. Sólo pido que la prensa seria no dé la información sobre la muerte de una persona haciendo un chascarrillo.

      Gracias por el comentario.

      Responder
  14. Hola Cristina,

    Me ha encantado leer tu post, totalmente de acuerdo. Ojalá hubiese más periodistas y periódicos honestos y congruentes con sus ideas (por no mencionar a políticos y banqueros).

    Un saludo y te sigo leyendo.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Sí, yo creo que los periodistas sí son (somos) honestos, lo que no es tan honesto son las estructuras de poder que vinculan a las empresas editoras de los medios de comunicación con la política y el dinero. Y los periodistas se quedan como el peón que debe elegir entre ser fiel a su profesionalidad e irse a la calle o asumir las directrices de su empresa.

      Responder
  15. pedro

     /  08/03/2013

    Te confundes con Maribel Verdú. No es una cuestión de pasta, es una cuestión de coherencia.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Pedro. En cualquier caso, si Maribel Verdú ha sido incoherente no es un tema tan importante como para dedicarle una portada. Excepto que el objetivo no sea informativo sino coercitivo: Trato de desprestigiar a Maribel Verdú para que sirva de aviso a todos los demás.

      Responder
  16. tioAndy

     /  08/03/2013

    Nos traiciona el subconsciente… en este país asimilamos “caudillo” con el tío Paco, y según a RAE, el término se ajusta bastante al personaje en cuestión: o bien “Hombre que, como cabeza, guía y manda la gente de guerra” (recordemos que provenía de estamento militar), o bien “Hombre que dirige algún gremio, comunidad o cuerpo” (que puede hacer referencia a su papel de líder en la zona). En ningún momento se infiere que le llamen caudillo presuponiendo que es un dictador como pasaba en España con el nuestro.

    Dicho esto, no creo que ejemplos como estos sean los que fomentan el descrédito de periodismo… Esto son anécdotas, portadas gancho para intentar vender más periódicos, es decir, que todavía incentivan la venta de ejemplares. Sin embargo, el problema de la prensa (sobre todo en España, pero también en muchos otros países) es que vive servil al poder que le da de comer. Cada medio está alineado con una ideología política, por lo cual su máximo interés es sacarle las vergüenzas a los de otro bando, y callar sobre las propias. Bajo el lema de no morder la mano que da de comer, llegan a mentir deliberadamente con tal de salvar su culo, y esto hace que leyendo diferentes periódicos (o viendo diferentes TV) veamos noticias totalmente opuestas, con interpretaciones sesgadas que no muestran la verdad. Pero lo peor de todo es que los lectores (los pocos que quedan) nos hemos acostumbrado a ello, y elegimos directamente la lectura de aquellos medios que nos satisfacen más con las noticias. Por ejemplo, un votante del PP leerá El Mundo, ABC, La Razón o La Gaceta (de menos a más) para disfrutar de las puyas que meten a la oposición, mientras esconden las deficiencias del gobierno. Y exactamente lo mismo con los votantes del PSOE con El País y Público o en Catalunya, La Vanguardia (CIU) y El Periódico (PSC). En definitiva, olvidémonos de los medios de comunicación independientes, imparciales y veraces, porque eso ya no existe: la dependencia que tienen de la publicidad (en vez de unas suscripciones que la gente no quiere pagar porque se ha acostumbrado a la gratuidad de la información) los ha matado.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      De acuerdo contigo al 99%.

      Sólo dos matices: Lo que me parece fuera de lugar del titular de El Periódico es la referencia tácita al “Por qué no te callas” que el Rey le espetó a Chávez, no el apelativo de “caudillo”. Y en segundo lugar, estas portadas creo que sí son ejemplos de por qué el periodismo está desacreditado. Decía en otro comentario que cada portada es un ejemplo de alguno de los males del periodismo. Sensacionalismo, falta de rigor y partidismo (que probablemente es el problema más grave de los tres y es el que tú analizas en tu comentario).

      Un saludo y gracias.

      Responder
      • tioAndy

         /  08/03/2013

        Insisto. Una cosa es hacer un titular con gancho (a veces más acertado que otras, evidentemente) y otra caer en el descrédito de información poco veraz y/o interesada. Aunque lo primero puede ser censurable -personalmente a mi no me parece tan grave, entiendo que busca más el guiño de complicidad que una burla despiadada a un cadáver caliente- el verdadero mal del periodismo, que lo ha llevado a ser un departamento más de los partidos o de las instituciones, es el segundo aspecto.

        De todos modos, los que vivimos por estas latitudes ya sabemos que El Periódico acostumbra a coquetear con el mal gusto cuando no con el sensacionalismo. Todavía recuerdo la portada donde se mostraba el cadáver con la cabeza ensangrentada de Pym Fortuyn, un político holandés (de ideología similar a PxC) que fue asesinado hace unos años.

    • ‘El Periódico’ sabía perfectamente la connotación que la palabra ‘caudillo’ tiene en España, aunque su definición estricta no signifique ‘dictador’. Pero da igual, durante estos días nos hemos cansado de escuchar que la Venezuela de Chávez es una dictadura. No seré yo quien defienda al personaje, pero, desde luego, en Venezuela la población elige democráticamente a sus representantes políticos. Quizás lo que pasa es que a este lado del Atlántico nos incomodan demasiado esos ‘regímenes dictatoriales’. No sólo el chavista, sino también el del ‘dictador’ Correa, el del ‘dictador’ Morales, etc… (sí, lo de Cuba te lo compro como dictadura sin comillas).

      En cuanto al tema de las prácticas lectoras de la prensa generalista, comparto plenamente la opinión de que la gente quiere leer a los de su cuerda, y, sobre todo, leer cómo machacan a los del bando contrario. Creo haberlo leído ya por aquí, y me parece una definición muy acertada: la prensa generalista funciona con la lógica de la deportiva. No pretende informar para atraer al máximo número de lectores independientes, sino que se conforma con tener contentos a los afines.

      Responder
      • Cristina Vives

         /  12/03/2013

        Mal nos irá si la prensa generalista copia el modelo de periodismo “de bufanda” (en Marca TV lo llaman así y se acusan unos a otros de practicarlo, lo cual no deja de tener un toque de surrealismo que a veces me hace sonreír). Pero si sonrío con las prácticas del periodismo deportivo es porque, al final, es eso, deporte. 11 jugadores de blanco tratando de ser mejores que 11 jugadores de blaugrana. Pero los medios generalistas hablan de otra cosa: hablan de defender o no la sanidad pública, de creer, o no, en una educación justa para todos, de evitar, o no, la corrupción generalizada, de construir, o no, un modelo impositivo justo que no ahogue a los que menos tienen. Y si a la hora de analizar eso se hace con la bufanda, vamos mal, muy mal.

        Gracias de nuevo por el comentario, Benjamín, y enhorabuena por tu blog que acabo de descubrir.

  17. Yo no comparto ni lo más mínimo la falta de respeto de “El periódico”. Pero este artículo me parece sensacionalista y de periodismo de mala calidad, ese nos estamos acostumbrando, y que críticas, y se parece más el guión de una telenovela, por la grandilocuencia, que un escrito periodistico.

    ¿Por qué resaltar dos veces que era el Presidente de Venezuela? Si presidente electo, pero estaba como presidente en funciones hasta que tomase juramento, de nuevo, de su cargo ¿La muerte fue inesperada para dejar al país sumido en la incertidumbre o era una crónica anunciada? A Maduro le pillo de sorpresa, tanto que justo ese día hablo del cáncer inducido por los enemigos de Venezuela.

    Hugo Chávez ha muerto víctima de un cáncer, una cruel enfermedad que mata a miles de personas cada año y deja a miles de familias diezmadas para siempre.

    Un dramátismo exagerado, en mi opinión. ¿Víctima? ¿Cruel enfermedad?¿Familias diezmadas para siempre? Creo que todos tenemos claro que si la muerte es la perdida de alguien para siempre, a menos que resucite, cosa que dudo. Me podrías decir alguna enfermedad que no sea “cruel”… o tal vez decirme una escala de crueldad. Lo de víctima no irá relacionado con las palabras de Maduro.

    ¿Por qué no pedir?
    1 – Respeto por el fallecimiento de esa persona. Sin distinción de la causa del mismo.
    2 – Respeto por lo que representa esa figura pública importante en su país.

    “Luchemos contra el mal periodismo convirtiéndonos en los malos periodistas”

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Alzacón.

      Tal vez tengo espíritu de escritora de telenovelas, si es así y si se me nota en este post y esto no es de tu agrado, te pido disculpas. Pero al fin y al cabo, y pese a que no te guste el dramatismo de mi estilo, al final estamos de acuerdo en algo: La muerte de una persona merece respeto (nos guste o nos guste, creamos que ahora empieza una etapa mejor para Venezuela o no lo creamos, ese es otro debate). Al final, es a donde yo quería llegar.

      Responder
  18. orichalcum

     /  08/03/2013

    Jajaja me parto viendo los comentarios de los fanboys peperos “se de que palo vas y ya no entro más”…ahora me enfado y no respiro y vas a Rajoy y a la Cospe XD

    Responder
  19. Lectus

     /  08/03/2013

    Son tres ejemplos, pero podrían ser centenares. Son muy habituales en el diario «La Razón» –caracterizado muy acertadamente por el politólogo Ramón Cotarelo como cómic, en el sentido de revista de historiertas que más bien producen humor, porque difícilmente puede ser considerado como un periódico serio– y también en «La Gaceta», pero el resto de cabeceras, especialmente de un tiempo a esta parte, no se queda muy atrás.

    La portada de «El Periódico» muestra cinismo a rabiar, porque es precisamente ese diario quien, tras el supuesto giro hacia el independentismo de Artur Mas, más propaganda y alabanza hacía de todos sus nuevos postulados, aupándolo virtualmente a una cuasi categoría de caudillo mesiánico para Catalunya. Gobierno a través del caudillaje que ahora critica en Venezuela. Ni que decir tiene que detrás de esa estrategia sólo había la búsqueda de subvenciones, repartidas por la Generalitat poco después de la cita electoral y de la que el otro gran diario catalán, «La Vanguardia», resulta siempre el gran beneficiado, llevándose mil millones anuales de las arcas públicas para sí y el resto de medios en manos del conde de Godó.

    La costumbre de la prensa española de vivir bajo la sombra del poder, a base de millonarias subvenciones, también acentúa su descrédito, no sólo porque hace que algunos diarios se conviertan en auténticos panegíricos del pagador, con escaso valor informativo, sino también porque hace que calle mucho de lo que la prensa en un país libre normalizado contaría, como la corrupción del partido político más afín a su línea editorial o los tejemanejes de ciertas instituciones del Estado (los del Rey y su entorno, por ejemplo, hace mucho que se vienen desgranando en la prensa de EE.UU., pero en la española sólo han tenido cabida reciente y parcialmente).

    Volviendo a Chávez, el ansia mortuoria de «El País» es del todo repugnante, como la chanza con la que el cómun de la prensa diaria impresa ha tomado la noticia, que no cabe en la deontología de la profesión. Independiemente de la opinión que se tenga sobre el difunto, la falta de respeto no es aceptable. Me gustaría a mí saber si cuando nuestro no electo jefe de Estado, como todo hijo de vecino sobre la faz de la tierra, fallezca, tratarán la noticia de manera similar. Obvio que no.

    El historial del diario de Prisa para con Chávez es de libro: esperaba hace mucho su muerte, en 2002 fue el único gran medio del mundo que legitimó el intento de golpe de Estado de Pedro Carmona, pero algún tiempo antes, cuando las relaciones entre aquél y «El País» eran buenas, y a fin de colocar al Gobierno venezolano varios miles de ejemplares de «El Quijote», no dudó, para cerrar el trato, en cambiar el prólogo del liberal Vargas Llosa por el del comunista José Saramago. Como para seguir creyendo en la credibilidad de este diario…

    En general, nuestra prensa es muy amiga de impartir lecciones de democracia que nadie solicita; especialmente cuando hace referencia a los países de la América latina. Quizás en ello incida cierta idea neocolonial, que se percibe en la mayoría de las informaciones y artículos de opinión sobre aquellos países, independientemente de que quien los gobierne sea más o menos afín, más izquierdista o más de centro-derecha. Soberbia y desprecio para con Latinoamérica llevada hasta el extremo por el diario «ABC», que tituló un grosero y grotesco reportaje sobre los presidentes enfermos de cáncer de todos los países latinos del continente americano con un «Enfermos de poder». Trato muy diferente recibió, por parte del diario de Vocento, Esperanza Aguirre, afectada por la misma enfermedad.

    Sin embargo, la misma prensa que tanto se preocupa por la democracia allende el Atlántico, aplaudió y defendió el golpe de Estado financiero realizado por Merkel en Grecia e Italia, que acabó con dos gobiernos democráticos, y ha contribuido a normalizar otros, ya en España, que nadie ha elegido en las urnas, como el de Alberto Fabra en Valencia, Ignacio González en la Comunidad de Madrid o de Ana Botella en el Ayuntamiento de la capital.

    Y para finalizar, dado que sólo me queda un palo por tocar, «El Mundo», recordaré su trato de los atentados del 11 de marzo de 2004 (a día de hoy sigue atizando sin piedad a las víctimas de aquellos hechos y a sus familiares, simplemente porque ETA no resultó ser la autora de aquellos trágicos hechos, contra lo defendido por el diario) y alguno de sus «hits» en la investigación subsiguiente, como la confusión entre Mondragón Corporación y la Orquesta Mondragón.

    Creo que ha quedado claro que mi confianza en la prensa española es nula y decreciente. Y conste que estoy convencido que hay grandes periodistas en este país, siendo, a mi parecer, las empresas editoras las que, por intereses espurios, se están cargando la profesión, con el consiguiente daño para la ciudadanía. El único aliento que albergo está en los nuevos medios que están naciendo, fornidos por profesionales de los medios en declive, la propiedad de muchos de los cuales está en manos de los propios periodistas. ¿Más dignidad para trabajadores y lectores, y más seriedad y libertad en las informaciones? El análisis de los mismos de aquí a un tiempo lo dirá.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Lectus.

      Lo que más me ha sorprendido de tu post (tu comentario es, en realidad, un post en sí mismo, ¿verdad?) es lo que comentas del reportaje en ABC dedicado a los presidentes con cáncer de Latinoamérica y titulado “Enfermos de poder”. Sin palabras. Muchísimas gracias, además, por tu extensa aportación.

      Coincido contigo en que el problema del descrédito del periodismo no viene dado por la falta de profesionalidad de los periodistas sino por el servilismo de las empresas editoras con el poder y sus subvenciones. Hablas de medios nuevos que quieren hacer cosas diferentes. ¿A cuáles te refieres? No estaría mal promocionarlos en esta plataforma de debate y análisis sobre el periodismo, ¿no? De paso, contestarías a una pregunta de un comentario anterior para la cual yo no he tenido respuesta.

      Un saludo

      Responder
      • Lectus

         /  11/03/2013

        Hola Cristina,

        Es que «ABC» las ha hecho muy gordas. Como un reciente artículo sobre el mundo gitano, donde se llega a la conclusión que muchos gitanos están gordos para tener, así, más poderío… Creo que como falló el proyecto de «Diario Claro», periódico sensacionalista que Prensa Española y Axel Springer quisieron poner en marcha en España allá por 1991, el espíritu amarillista acabó por absorberlo la cabecera del primero de los grupos mediáticos nombrados: «ABC». Anecdóticamente, te contaré que el primer director de aquel fracasado diario fue Ferran Monegal, ahora reconvertido en azote de la telebasura en «El Periódico», Barcelona TV y Onda Cero. Cuántas vueltas da la vida, ¿verdad?

        Cuando me refiero a los nuevos medios, pienso, por ejemplo, en el gallego «Praza Pública» o, en el ámbito estatal, en «eldiario.es», «infoLibre» o «La Marea» (único medio que, hasta donde sé, ha recordado el décimo aniversario de la muerte de José Couso, con una crítica bastante punzante, además, sobre la utilización que el PSOE hizo del caso, en su beneficio, cuando estaba en la oposición, y para entorpecer su investigación y juicio, ya en el Gobierno, a fin de no trabar la relación de Zapatero con Obama); en «Alternativas Económicas»; en «Panenka» o «Líbero», ya que también la prensa deportiva necesita una buena regeneración, pues no cabe más fanatismo; incluso en «Mongolia», publicación satírica que, en la sección que deja fuera el humor, es posible encontrar más periodismo de en mucha de la denominada «prensa seria». Pero no sólo en el ámbito de la prensa digital e/o impresa, también en televisión y radio hay nuevos medios, como TM-EX, televisión en Internet creada por los trabajadores despedidos de Telemadrid, o Extrarradio, una radio nacida gracias al micromecenazgo; también un grupo de ex trabajadores de Punto Radio están estudiando la posibilidad de crear una emisora en Internet basada en los principios de Democracy Now.

        La existencia de medios al margen de grandes grupos de comunicación, autogestionados por los propios periodistas y financiados básicamente por aportaciones de particulares, que para muchos puede parecer una quimera, es bien posible; ejemplos hay, como el «Taz» alemán o la emisora digital «ArInfo», de Argentina, país donde se fructificaron muchas iniciativas de este tipo tras la crisis de la pasada década. Hasta la fecha, los proyectos que van naciendo en España parece que van cuajando: «eldiario.es» sólo ha tenido 5.000 euros de pérdidas en los seis primeros meses de vida y ya anuncia nuevas contrataciones y proyectos, como un monográfico impreso trimestral, mientras que «La Marea» se sitúa en tres meses por encima del plan de negocio trazado y también anuncia nuevas contrataciones. Parece, pues, que a pesar de la situación que vive el país, muchos están –estamos– dispuestos a rascarnos el bolsillo para contribuir a que nuevos medios cuajen y aporte un poco de aire fresco.

        Pero no creas que desprecio la labor de los medios en manos de grandes grupos. También éstos pueden hacer una excelente labor periodística, si predomina la función de comunicación social sobre los intereses políticos de los propietarios, y muy cerca tenemos ejemplos; en Portugal, más concretamente. El diario «Público» del país vecino, del grupo industrial Sonae (presente en España a través de varios centros comerciales y negocios minoristas como Worten o Zippy), exquisito en la estricta separación de información y opinión, y que cuenta en su haber con varios encontronazos tanto con el Gobierno socialista anterior como con el actual conservador, al ser destapados por el rotativo diversos casos de corrupción. También el diario «Económico», un diario muy plural a pesar de su temática, pues no sólo da cabida a la ortodoxia liberal, como sucede en España con la prensa salmón, sino a voces críticas, sociólogos y politólogos que analizan la repercusión en la sociedad de las políticas económicas que se adoptan, incluso voces altermundialistas… hasta conformar un diario bastante completo donde cada uno pueda conformarse una cosmovisión según sus preferencias.

        En este lado de la frontera, sólo algunos diarios de Editorial Prensa Ibérica ofrecen algo similar, hasta el punto que no son extrañas las interpelaciones (en diferido, claro) entre columnistas, a fin de contraponer sus diferentes puntos de vistas sobre un mismo asunto. Pero esta pluralidad en la prensa española es muy anecdótica, dado que predominan bien los diarios de partido –«La Razón», dirigido por un hombre con carné del PP, es quizás el caso más paradigmático–, bien diarios que funcionan como grupos de presión sobre los partidos, aspirando más a influir sobre la dirección de los dos grandes formaciones políticas que a consagrarse a su función comunicativa; los casos de «El Mundo» y su promoción de Esperanza Aguirre contra Rajoy o «El País», intentando decantar el voto de los delegados en el último congreso del PSOE a favor de Rubalcaba, son ejemplo bien recientes.

        Por cierto, hoy es 11 de marzo, fecha muy destacada en el calendario desde que en 2004 sufriéramos el atentado más grave que se recuerde. Dada la manipulación que estos fatídicos hechos destaparon en la prensa, ¿podríamos, tal vez, fijar en esa fecha el origen de su descrédito social creciente?

        ¡Un saludo!

      • Cristina Vives

         /  12/03/2013

        Hola Lectus,

        Si te digo la verdad no conozco la mayoría de medios que citas, así que tengo trabajo por delante. Yo, con mi pesimismo habitual, sigo viendo complicado que los medios que tratan de no quedarse bajo el yugo del poder puedan financiarse, pero quizás estoy demasiado acostumbrada a la prensa oficial y me cuesta ver más allá. Estudiaré las alternativas de las que hablas con gusto, a ver si logro cambiar de opinión y pensar que otro periodismo es posible. Muchas gracias, en cualquier caso, por ofrecer a mis lectores y a mí este análisis exhaustivo de la ‘otra prensa’. Muy enriquecedor para mí y para mi blog.

        Un saludo

  20. UO

     /  08/03/2013

    A MARIBELITA LO QUE LE DIGAN ES POCO PARA MI POR HACER UNA PELICULA PROASESINA Y PROTORTURADORA DE ANIMALES….PORQUE LO QUE ES LA VERDU ES POCO COHERENTE, Y LUEGO QUE HABLAR ES GRATIS, PERO AGACHAR EL LOMO CUESTA TRABAJO …VERGÜENZA MARCA ESPAÑA.

    Responder
  21. Juan Manuel Dato

     /  08/03/2013

    Después de tanta extraña tendencia a lamerle el culo al partido de los sobres, la Razón está demostrando pretender querer formar parte de la corruptela. Visto así su periódico nunca tendrá la oportunidad de ser imparcial.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Ciertamente, La Razón imparcial, lo que se dice imparcial, no es. Pero tampoco es lo que pretende… Un saludo, Juan Manuel.

      Responder
  22. greatluna

     /  08/03/2013

    Comulgo con el artúculo al 100 % la noticia desde un medio “generalista” tiene que ser tratada de manera aséptica, seria y rigurosa y no mostrando sensaciones y emociones del “editor”…para eso estamos los que no somos periodistas, o los artículos de opinión donde sabemos que encontraremos una opinion personal o de editorial……lo demás (como el ejemplo de las portadas) es prensa sensacionalista…….que trata de adoctrinar con su opinion, herramientas muy usadas por ejemplo, por el ex-presidente de Venezuela….en mi modesta opinion, me dá la sensación de que son titulares dignos de la prensa deportiva tipo MArca, As, o MD….las criticas a Maribel Verdú, lo de siempre de este pais, envidia, paletismo…..a cuchillo con una actriz que da una opinion de 15 segundos en portada, y mutis por el foro cuando sus amigos corruptos saquean las arcas durante años.

    Responder
  23. Enhorabuena por tu post! Son ejemplos muy significativos, desde luego. Desgraciadamente, hay muchos otros que también podrían tener cabida por cumplir el requisito de “vergonzosas” :S

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Gracias Miriam. Enhorabuena a ti también por tu blog. Tu último artículo sobre los errores ortográficos del community manager de la 2 es otro buen ejemplo de otra de las lacras de la comunicación actual. ¿Cómo gente que se dedica profesionalmente a escribir no sabe escribir sin faltas?

      Un saludo

      Responder
      • Franz

         /  14/03/2013

        Quizás te refieras a faltas de ortografia del tipo de usar sólo la exclamación de cierre, como en inglés; y no las dos, como en español. como, por cierto, ha hecho la propia Miriam…

        Por otra parte, la forma correcta de plantear la pregunta en español es: ¿Cómo es que gente que se dedica (…)?

      • Cristina Vives

         /  14/03/2013

        Gracias por la aclaración, Franz.

  24. Es interesante la pasión que ha inspirado tu artículo. ¿Por qué será? Habrá tocado diferentes fibras emocionales e intelectuales, supongo.

    No había visto la portada de El Periódico — es indignante y me da motivo para no comprar El Periódico más. Pero, por regla de tres, ¿qué periódico compraría entonces?

    Si buscara un periódico que brillara por su credibilidad, honestidad, rigor y dignidad de discurso y palabra, ¿encontraría alguno?

    O sea, Cristina, te he planteado dos preguntas que me encantaría que contestaras desde tu óptica y análisis de periodista y especialista en comunicación digital.

    Me ha gustado mucho tu breve y afilado artículo, creo que has llegado al núcleo de uno de los problemas más importantes de nuestros tiempos. La crisis de la comunicación institucional. Sin las voces críticas y las miradas penetrantes, seremos nada más que un enorme rebaño con rasgos de crueldad y capacidad — si no intención — de hacer mucho daño el uno al otro.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Jenifer,

      Creo que tus preguntas, en realidad, son más bien preguntas retóricas. ¿Me equivoco?

      Nunca olvidaré a un profesor que tuve cursando la carrera de Antropología que dijo: “Los medios de comunicación son la herramienta de los poderosos para mantenerse e incrementar ese poder”. Supongo que también hay otro tipo de medios de comunicación que son justamente lo contrario: Instrumentos de los que no tienen el poder para desnudar las miserias, corruptelas e inmoralidades del poder. Aunque no estoy muy segura de que estos medios, una vez desnudada tanta miseria y en caso de alcanzar ellos el poder, se comportarían de manera diferente a cómo lo están haciendo los poderosos actualmente. En fin, creo que la idea no es mía, es de George Orwell en “Rebelión en La Granja”.

      Creo, pese a todo lo dicho, que hay medios que intentan hacer otro tipo de periodismo: contar lo que ven, simplemente, sin casarse con nadie. Pero esos medios necesitan que alguien los financie, y normalmente quien financia no lo hace porque crea que otro tipo de periodismo es posible, sino porque quiere ganar algo a cambio.

      Me he puesto un poco pesimista, ¿no?

      Responder
  25. Unos cuantos comentarios de esta entrada (es mi primera visita al blog, no sé si serán habituales) evidencian que algunos tienen el periodismo que se merecen y que, para mayor vómito del periodista y lector responsable, parece que demandan. Se puede oponer uno radicalmente a las ideas y políticas de Chávez, puede uno desear que la gala de los Goya la produzca José Luis Moreno para ver solo folclore y tetas, pero aquí no se está hablando de eso, sino del uso de la palabra y la imagen para burlarse, crear morbo y dar palos, con el agravante de publicidad. Un sujeto que aplaude esa clase de portadas nos da pistas sobre su catadura ética y moral.
    A mí, como parte del gremio, me parece que hay ejemplos de mal periodismo para aburrir (me he quedado con ganas de más), y muchos menos lectores críticos de los que pensamos.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola compañero,

      Pues si es la primera vez que visitas mi blog te invito a pasearte por otros posts y ver un poco el tipo de artículos y de comentarios. La verdad es que ni el estilo ni la cantidad de comentarios es nada habitual en el blog. Este post está desbordando todas mis previsiones y todos mis registros en cuanto a difusión gracias a la viralidad de la plataforma Menéame, donde alguien lo colgó. Eso ha provocado que muchísima gente nueva entre a mi modesto blog, y no todos con las buenas formas que a mí me agradan y que suelen presidir este blog, pero bueno, supongo que es la causa directa de escribir sobre un tema polémico. A mí me encanta el debate de ideas, me encanta que escriba gente con diferentes puntos de vista y desde diferentes lugares, porque sé que la realidad es muy poliédrica y eso la enriquece, pero me gusta que siempre sea en tono respetuoso.

      Por cierto, me gusta la ironía con la que redactas.

      Gracias por tu comentario.

      Responder
  26. Lu15M4

     /  08/03/2013

    Totalmente de acuerdo con el artículo, simplemente añadir, que todo lector, sin haber estudiado periodismo empieza ya a estar cansado de la falta de objetividad de los periodicos españoles y si quieres informarte bien de lo que ocurre alrededor, o te vas a periódicos de fuera o no tienes nada que hacer.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Muchas gracias por el comentario. Es cierto que los lectores (un cierto tipo de lectores, matizaría) se están cansando de la falta de objetividad de los medios españoles, pero no estoy muy segura de que sea un mal exclusivamente español. Sé que por mi blog pasan muchos lectores lationamericanos que quizás podrían enriquecer este debate hablándonos de qué tal es la prensa de su país. Así que, os animo a escribir.

      Responder
  27. Prus

     /  08/03/2013

    pues a mi me parece que tus críticas son recursos fáciles y simplones.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Siento que mis análisis no sean de un nivel intelectual suficientemente alto. Gracias por leerme e invertir tu tiempo en comentar.

      Responder
  28. Uno que llega

     /  08/03/2013

    Una puntualización con lo de la amiga Maribel. Si bien es cierto que no hace falta morirse de hambre para ser crítico (aunque la gente opina que los rojos debemos calzar alpargatas remendadas y viajar como mucho en carro), Maribel estuvo anunciando cipotecones hace unos años. Vamos, que tampoco es para endiosarla

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Sí, tienes razón, pero yo no propongo endiosar a nadie. El debate me parece que está en si un diario que supuestamente quiere ser serio puede considerar que la noticia más importante del día para sus lectores es un ataque feroz contra una actriz. Yo creo que la crítica a Maribel Verdú, si es que la merece, no debería haber pasado de una columna de opinión.

      Gracias por el comentario.

      Responder
  29. Cristian

     /  08/03/2013

    Me ha gustado tu post, pero ya que hablamos de herir sensibilidades (en el tema del cancer de Hugo Chavez), te ha faltado poner alguna que otra portada de los ataques injustificados e indiscriminados hacia el pueblo de Catalunya. O acaso eso no te molesta?

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Cristian.

      Mis tres ejemplos son de tres portadas recientes de las que se habló mucho en su momento. Creo que cada una es un ejemplo de cada uno de los tres vicios principales del periodismo en este país: El sensacionalismo de la portada de El Periódico, la falta de contraste y de rigor en la de El País y la tergiversación tendenciosa en la de La Razón. Es cierto que para ilustrar este último aspecto podría haber buscado otros ejemplos y que la declaración sobiranista declarada por el Parlament y todo el proceso previo generó muchas portadas que podría haber analizado en este post. Lo dejo para otra ocasión.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      Responder
  30. xxx

     /  08/03/2013

    ya viendo que portadas elegiste , se de que palo vas , un visitante que perdiste para los restos .

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      HOla xxx,

      Siento que no te guste mi “palo”, aunque no sé exactamente a qué te refieres. Un saludo

      Responder
  31. Camaleon Bucanero

     /  08/03/2013

    Pufff… La de sandeces que se dicen aqui…
    Que pasa que ahora no le voy a desear un cancer a Kim Jon Um por respeto a los enfermos de cancer? Chavez elegido si. Democraticamente lo tengo mas en duda.
    Que pasa? Que ahora es licito que Barcenas pueda quejarse de las situaciones de desahucio desde un ferrari pagado con dinero robado?

    Este progresismo idiota nos aboca al fracaso de la humanidad.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Camaleón Bucanero. Bonito nombre.

      No me atrevo a subirme a un púlpito y decidir por los demás si es lícito moralmente o no desearle a alguien que sufra un cáncer. Yo le tengo tanto medio al cáncer que creo que no sería capaz de desearlo, pero cada uno tiene sus razones y no es este el blog para debatir sobre ello (yo hablo de periodismo). Insisto en la respuesta que he dado a otro comentario porque quizás me he explicado mal en este post. No querría que pareciera que estoy defendiendo a Chávez, porque no es ni mucho menos mi intención. Pero creo que cuando se muere una persona de la importancia de Chávez es el momento de analizar fríamente su figura y lo que ha supuesto para su país y para el mundo.
      Y si la conclusión es que para Venezuela el futuro pinta ahora mejor sin él hay que publicarlo tal cual. Lo que creo que no se puede hacer son chistecitos.

      Por último, no entiendo la referencia a Bárcenas ni al “progresismo idiota” ni a las “sandeces”.

      Responder
  32. Reblogged this on PaKmAnBlog.

    Responder
  33. Menos mal que abundan los proyectos para devolver la dignidad (y la credibilidad) al periodismo. En este último año, especialmente, están saliendo por todas partes 🙂

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Esperemos que puedan financiarse, ese será su reto. Si se demuestra que son viables, pueden ser iniciativas que atraigan a muchos otros periodistas (y lectores).

      Un saludo

      Responder
      • Dudo que se puedan financiar, en España el personal mucho quejarse, mucho hablar de boquilla pero oye, en cuanto hay que soltar aunque sea un centimo miran para otro lado o aun peor… Patalean.

        Y como ejemplo la ridiculez del Whataspp… 80 y tantos centimos vale y la gente echandose las manos a la cabeza por pagar esa mierda por algo que evidentemente vas a usar y mucho…

      • Cristina Vives

         /  08/03/2013

        Hola Alfonso. Es complicado que puedan financiarse, pero no hay que perder la fe.

        Un saludo y gracias por el comentario.

    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Esperemos que encuentren vías de financiación para que puedan ser viables. Estos proyectos que comentas tienen algo de pioneros. Si a ellos les va bien, quizás mucha más gente confíe enn este tipo de periodismo “regenerado”.

      Gracias por tu comentario.

      Responder
  34. Carlos

     /  08/03/2013

    Sí y menos mal que “el caudillo” se calla, y lo calló la misma enfermedad que le dio a mi madre cáncer, cáncer que no pudo ser tratado por no contar con los recursos para hacerlo y porque en Venezuela es más importante gastar el dinero en politiqueria sucia que en las necesidades del pueblo. Mi madre falleció en una camilla dañada de hospital mientras “la revolución” regala el dinero de los venezolanos por el extranjero.

    El caudillo se calló, y esperemos que el caudillo siga callado.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      Hola Carlos.

      Siento mucho la muerte de tu madre y las circunstancias en que se produjo.
      Pero quizás me he explicado mal en este post. No querría por nada del mundo que pareciera que estoy defendiendo a Chávez, porque no es ni mucho menos mi intención. Pero creo que cuando se muere una persona de la importancia de Chávez es el momento de analizar fríamente su figura y lo que ha supuesto para su país y para el mundo.

      Y si la conclusión es que para Venezuela el futuro pinta ahora mejor sin él hay que publicarlo tal cual. Lo que creo que no se puede hacer son chistecitos. Porque convendrás conmigo que la referencia tácita al “Por qué no te callas” que le espetó el Rey de España, y que estuvo presente en todos los programas de humor del país durante meses y meses, es un chiste.

      Un abrazo desde Barcelona

      Responder
      • El “porque no te callas” quizas fue un chiste en España porque se prestaba a los toques absurdos de television nocturna. Pero ese duro mensaje del Rei a Chavez fue saludado por muchos venezolanos y – seguramente – politicos internacionales que tuvieron que tragar al discurso ofensivo de Caudillo para no ofender la diplomacia y los negocios. Fue un momento de franqueza en el cual un presidente Socialista defendio a un ex presidente Popular “por ser votado por los ciudadanos” españoles. Es decir, el “chiste” fue un alto momento para la institucionalidad nacional de España. El Periodico – siendo catalan – se puede dar el lujo de esa portado porque no se jacta de ser vocero del nacionalismo español.

      • Cristina Vives

         /  14/03/2013

        Hola Gabriel.

        Permíteme que discrepe contigo: Creo que ni El Periódico ni cualquier otro diario se pueden permitir el lujo de trabajar con poca seriedad un tema de la importancia de la muerte del presidente de un país. Veo que hay mucho debate alrededor de esta afirmación y que hay a gente a quien le parece bien. Yo insisto en que las noticias serias están para hacer con ellas periodismo serio, no chascarrillos. Independientemente del bagaje previo que cada medio tenga.

        Un saludo y gracias por tu comentario.

    • fausto

       /  08/03/2013

      genial genial genial, bien dicho. Yo es que no entiendo la hipocresía de la persona que escribe este blog o como se llame esto, que entré aqui reconducido por meneame, que le parece que es importante lo que dice cualquiera que sea de izquierdas. penoso.

      Responder
      • Cristina Vives

         /  08/03/2013

        Hola Fausto. No sé si te has dado cuenta, pero de las tres portadas que critico en el artículo, dos son de periódicos que en general se consideran de izquierdas, así que no siento que me parezca bien todo lo que dicen las personas de izquierdas, ni tampoco pido el carné de partido a los que dejan comentarios en el blog.

        Gracias por tu comentario.

  35. Víktor

     /  08/03/2013

    Si en vez de morir de cáncer hubiera muerto de Parkinson, de esclerosis múltiple o de un accidente de coche, entonces sí que se podrían hacer bromitas? Es que no me ha quedado claro.

    Responder
    • Cristina Vives

       /  08/03/2013

      No, hubiera dicho lo mismo.

      El periodismo exige seriedad, y más al tratar la muerte de una persona que supone un cambio crucial para el país. Los titulares con bromas hay que dejarlos para el deporte, los espectáculos o el último escándalo de Paris Hilton, por ejemplo.

      Un saludo

      Responder
  1. Tres (vergonzosas) portadas para entender el descrédito del periodismo | Comunicar en tiempos inciertos | Уголок Умберто Павел
  2. Tres (vergonzosas) portadas para entender el descrédito del periodismo | E.Martinchuk's Blog
  3. Tres (vergonzosas) portadas para entender el descrédito del periodismo | Comunicar en tiempos inciertos | El Adversario Cubano
  4. Tres (vergonzosas) portadas para entender el descrédito del periodismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: